Rio de Janeiro comeNZÓ EN Urca, eN 1565.


Nuestra conversación comienza donde vivimos. Como todo lo que hacemos acaba en historias, el Instituto nace en Urca y se proyecta hacia las Américas.

Nuestro paradigma para promover el cambio es antiguo: la narración. Para pasar de las ideas a la acción, recordamos un momento en que las cosas funcionaron e imaginamos cómo podrían mejorar, no sólo para nosotros, sino también para nuestros vecinos.

Conectando residentes, instituciones, empresas y formadores de políticas.

El Instituto Urca reúne historias que movilizan a todos los sectores de la sociedad y contribuyen al mejoramiento de sus comunidades. Como organización sin fines de lucro, no apoyamos a candidatos de partidos, ni estamos conectados con una organización religiosa, sino que promovemos la igualdad entre todos, una historia a la vez.