Pellé

2018-01-03 | Uncategorized | By Alexandra | 0 Comments

Cuando conocimos a Giuseppe Pellegrini, 79, ya sabíamos de su reputación como montañero e ingeniero del Teleférico Pan de Azúcar, que hace años proyectó la adopción de la pista Claudio Coutinho. Sigue siendo un hombre elegante y vigoroso, vestido de vaqueros, y nos recibió en la sala de conferencias del Morro de Urca. Lo que más nos sorprendió de este Renaissance Man, además de ser vecinos de calle en el barrio de Urca, fue su invención de un sistema de transporte de agua y cloaca para los 5.000 visitantes que suben todos los días al Pan de Azúcar.

Y la historia de vida de Pellegrini? Una conversación simpática sobre sus cuatro casamientos, un viaje en kombi a Alaska en los años ’60, hace las compras en la feria de Urca los domingos porque “la cocina es una de las áreas más importantes de mi vida”, y tiene una colección de más de 40 cuchillos. Pellegrini nació en Bagni di Lucca, Italia, y llegó huérfano a Brasil en 1947, a los nueve años.

Cuando habla de economía de guerra para ahorrar y hacer el viaje a Alaska, también pasó su infancia en la guerra?
“Sí, nací en el ’38, la guerra empezó en el ’39. . . Pues sí, allí nací y viví la guerra y la pos-guerra, que a veces es todavía peor que la guerra. Nuestra región medio que se salvó por las castañas, esas castañas de Navidad, había mucha producción de castañas, bosques enteros de castañas. La castaña que caía a tierra, aunque el árbol tuviese dueño, era tuya; era una cosa barata y muy energética, y uno comía castaña natural, castaña cocida o hacía harina de castaña, waffle y torta de castaña, era harina de castaña hasta decir basta”.

Y sobre Urca? “Vivo aquí hace ya un tiempo considerable, unos 20 años, no sólo por la facilidad de ir a pie adonde trabajo, sino porque es un lugar muy tranquilo, con lo violento que es hoy Rio de Janeiro, una isla privilegiada. Mi apartamento no es grande, 60 m², sin ascensor, pero para mí solo . . . Después está lo que llamamos área creativa, nuestra oficina avanzada. Para eso usamos dos lugares, el restaurant Belmonte y el bar de la garita de policía, el Urca Grill . . .”

Y su relación con la Bahía de Guanabara? “La vista es amigable, pero pienso que es una pena lo contaminada que está, una gran pena. En realidad, mi deporte no es muy acuático que digamos, yo siempre fui más de montaña, por suerte en Urca hay una al lado, el Pan de Azúcar, que escalé más de 3.500 veces, trabajando aquí, todos los días, ahora no tanto, pero durante muchos años subía todos los días, por lo menos una vez, llegué a escalar cuatro veces en un día!”

LEAVE A REPLY

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*